¡Hola mundo!   Leave a comment

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Publicado 4 octubre, 2010 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Sin categoría

Poesía de espuma   Leave a comment

Poemas que expresan el sentir de todos, pues nadie es ajeno en algún momento a su fuerza y su sensibilidad.

Publicado 4 octubre, 2010 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Sin categoría

DIVAGANDO ME ENCONTRÉ   Leave a comment

 
Divagando me encontré,
revestido de nostalgia,
envuelto de tus ansias, me dormí en tu amor;
me confié como el verdugo a su patíbulo,
como el cadalso que expía sus vergüenzas,
como el fuego anunciando la alborada,
y en la distancia, el clamor de la tormenta,
contra el trueno de caprichos
y su llovizna redentora.

No lo vi venir, ni encontré oportunidad de asirme
a refugio alguno o a guadaña que me hiciera el favor,
más de hecho, hubiese sido insuficiente;
me acorraló el cardume de gigantes, merodeando
al más pequeño de mis sueños,
devorando atinados cada recuerdo que
intentaba proteger, en tanto los quejidos se perdían
como canto de ballenas.

Entre el bullicio efervescente de los lamentos,
el silencio se produjo por instantes,
y en el lugar, se percibía traslúcida aquello que solía
llamarse amor,
que en su locura, se atrevió a luchar sin careta ni antifaz;
de su esencia, no volverá a emanar la sabia de la fe,
ni gestarán ingenuos versos que en su entrega,
atizaron la verbena de aquellos sentimientos
que supieron resistir, como a morir en paz.

E. Rivadeneyra

Publicado 28 abril, 2010 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

CAMINAS DE MAÑANA   1 comment

GnadeMichael-Mujerdeespaldas-.jpg image by daniladiav

Caminas de mañana en prematuro silencio,
tu gesto ya no expresa el verdor de la niñez,
y tus labios se han empeñado en el hábito de callar,
la luna se esconde en recovecos, cuya luz
se asemeja a esferas de espejos dentro de ti.

Nunca más volverás el tiempo atrás,
nunca estarás en el espacio amoroso de aquél rincón,
ni mirarás perpleja el estandarte milagroso
de aquél que cuestionó tu honor.

Se elevarán sobre de ti, una parvada de hojas secas,
incrustando burbujas metafóricas al roce cálido
de su viento cargado de recuerdos,
melancolía que asume tenebrosa el caudal de las penurias.

Y te abrigas sigilosa en el tiempo y el espacio,
imaginando contubernios existenciales y
apetitos que ni deshojan penas, ni calcinan estrategias,
caminando así, en un mundo maravilloso como desecho,
a hechura de amantes temerosos como amenazantes.

El camino se pierde con la luz fresca amanecida,
el aire emerge penetrante y prepotente,
se jactan entonces de los sueños perdidos,
aquellos que olvidados, se asieron a
una membrana disoluta y rebelde,
en el hemisferio izquierdo de tu corazón.

E. Rivadeneyra

Publicado 17 marzo, 2010 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

ENAMORADA   1 comment

El cabello suelto la distingue,
al vuelo, parece renacer, cuando
gira sonriente sobre su pié,
paso a paso se reviste de sonrisas,
o de muecas traviesas enmarcadas de
gracias sin par.

Camina por la vereda azorada y enigmática,
imaginando centellantes instantes de calor y paz,
hurgando en su mente un destino mejor,
el pálpito estimulante de un beso acogedor,
una palma extendida asida entre sus dedos,
y un volcán diminuto de efervescentes deseos.

Cubre sus labios con el roce de su mano,
imaginando el tesoro merecido que le otorgó el amor,
un kilate de esperanzas adosadas a su espalda,
un secreto a voces, emanado del cántaro amoroso
que le entregó hasta el amanecer,
y un suspiro sorprendido cuando al besarla le dejó.

Sobre sus pliegues, han germinado todo tipo de anhelos,
y a su paso, el orbe se extiende en
un horizonte de posibilidades,
su mundo se perdió en el baúl de los sabe donde,
y en su lugar, explora la ruta donde solo se encuentra
el verso que emana de su boca.

E. Rivadeneyra

Publicado 17 marzo, 2010 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

SI QUEDARA UN RESQUICIO DE AMOR   Leave a comment

 

Si quedara un resquicio de amor,
y en tu mirar aún florecieran tulipanes,
si tus labios anhelaran un suspiro
de mi boca desterrada,
inventaría para ti el color imposible de los versos,
compondría la sonata con el sonido de tus anhelos,
la estructura de cobijos a cada paso de tus logros,
y el vitral amoroso adosado a tu vientre
como al perfil de tus preciosos ojos,
nacería para ti, en jilguero cada mañana,
y llovería sin cesar sobre tu mente,
para vivir por siempre ante tu faz omnipresente.

E. Rivadeneyra

Publicado 24 febrero, 2010 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

SOBRE UN CAMPO SIN FLORES   1 comment

Sobre un campo sin flores,
te presiente inquieta, traslucida y plena,
tu simiente se asemeja a un capullo durmiendo,
nada la inquieta,
por que nada la puede trastocar,
su mundo es un arrullo de sombras y aromas de ti,
y es tu voz, el manantial que le cimbra la piel.

Cuando duerme, tu latido se asemeja
a una canción de amor,
y tus sueños,
maravillan su deseo por conocerse,
algo intuye,
que ése día su mano se ruborizará
al contacto con la tuya,
en tanto tu,
crees que será un espasmo entre los dos.

Sobre un campo de lomas doradas,
la simiente entonará un canto a coro con tu voz,
y tú, amada mía, llorarás alegrías
y volarás secretamente a un mundo sin igual.

E. Rivadeneyra

Publicado 16 enero, 2010 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.