HE VUELTO   Leave a comment

 
He vuelto de la tierra de nunca jamás,
cobijado de cariños imperfectos,
embriagado de mañanas de sonrisas
que se tuestan al sol cual luciérnagas en celo,
espectrantes de luz y sombras anhelantes.
 
He enfrentado la tormenta de un mar embravecido,
golpeando una y otra vez
los sensibles recuerdos,
místicas oleadas de besos en verso,
y la indolencia de la indiferencia
rompiendo contra mí pecho.
 
Asido así,
cual naufrago entre las aguas del desamor,
he renacido entre la resaca de letras
adheridas a mi corazón,
estigmas en el cuerpo marcándome,
señalándome,
colándose entre mis poros,
entre mis venas,
cicatrizando mis ojos de sal.
 
Miro ahora el horizonte,
por hoy solo mío,
escucho a lo lejos aquellos reproches,
(ya nada más común)
susurros del amor,
calidoscopio de cobijos y ternuras.
 
Soy como fui,
no sé ser de otra manera,
apasionado, temperamental,
pero también dulce
como suspiro entre tus senos,
amoroso cual caricia en tus entrañas,
mimoso en la agonía de tus labios.
 
He vuelto de nunca jamás,
y me duele mirar,
me duele recordar,
y temo desde entonces las reacciones,
de procederes sinrazones,
te temo,
me temo,
me dueles,
aún a pesar de saberme sobreviviente,
como lo predijiste.
 
 
E. Rivadeneyra
 

Publicado 17 marzo, 2007 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: