VISTEN LAS SOMBRAS DE SILENCIOS   Leave a comment

 
Visten las sombras de silencios,
destellos de una noche muy obscura,
engarzada por el viento,
sin ropaje, sin aliento,
sin memorias, sin recuerdos.
 
El adiós es imperfecto,
no hay salida,
no hay resguardo ni
caricia sustituta,
no hay adiós con despedida,
que deslinde el pasado
de esta noche tan obscura.
 
Suave te forjaste,
como nido en mi follaje,
como canto, como trino,
como beso entre suspiros,
suave espasmo, dulces mimos.
 
Te pierdes en la espesura
de temores que no existen,
y callas como mártir conversando
sin consuelo tus mentiras,
ilusiones mortecinas de un amor
que animoso se esforzó en amar,
a cielo abierto.
 
 
E. Rivadeneyra

Publicado 1 mayo, 2007 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: