Y MIRÉ DENTRO DE MI   Leave a comment

 
Y miré dentro mi,
esbozando conjeturas interminables,
explorando sumergido entre llagas y flores,
éste renacer perpetuo inconsciente,
sentimientos ilustrísimos,
recreaciones de mi mente y de mi ser.
 
Vienes y vas, eternidad sensible,
me abrazas nuevo, coloreándome el alma,
¡me estrujas, me atas, me lanzas!,
rompes en mí tu oleaje de angustias,
una tras otras las desesperanzas, 
y al siguiente instante
me llenas, me colmas, me calmas.
 
Son tus tonalidades tan ambivalentes
sentimientos de luz y fuego,
comulgando constante con mis pensamientos,
para dormir, para soñar,
recreaciones e ilusiones de amores y romances.
 
Y encuentro en ti mi luz,
mi bien nacer de adorables amores,
éste vivir de ilusión en espasmos de alegrías,
que me envuelve e ilumina por entero,
para entregarme sin medida,
para vivir entre su cielo y mi infierno,
para morir en la agonía de sus besos.
 
Naciendo y muriendo a cada instante,
brotando en manantial cual angustiosa entrega,
me uno a tí en cariños y deseos,
coloreando el cielo de versos,
llorando contigo mi
limitada expresión de amar,
y el indolente sentido de permanecer,
y de pertenecerle, por siempre.
 
 
E. Rivadeneyra
 

Publicado 9 mayo, 2007 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: