DEJAME NACER   Leave a comment

  
   

 
 
He de nacer en tu vientre todas las noches,
donde amaré cada instante de tí,
esa superficie eterna y renovada,
suave, electrizante.
 
¡Déjame amor!
¡déjame llover en tí sin cadenas!
sin ataduras que retracen mi muerte,
y llueva mi amor nuevamente,
como rocío de emoción
¡al recorrerte entera y sin aliento!
 
y entre espasmo a espasmo…
¡Déjame nacer!.
 
 
 
E. Rivadeneyra

Publicado 12 julio, 2007 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poemas viejitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: