NIÑA   Leave a comment

   

 
stolt-veiled-tunisian-woman-206997.jpg
 
Te has resquebrajado
¿o lo he hecho yo por tí?,
te vuelves esquivas como siempre,
de espaldas, a escondidas,
sin más expresión en la mirada,
que la sinrazón de lo que eres.
 
Tal vez, siempre fuiste cadalso de mujer,
niña ansiosa de amor,
mujer extraviada
entre los cuándo y los por qué,
entre mi siento y mi deseo. 
 
Eres polvo y arcilla,
mujer sensible,
mujer pensamiento,
mujer brisa, (lágrimas de mis ternuras).
lluvia en el rostro de mis tempestades,
colapso de nuestros mundos.
 
Reinvéntate hoy como ayer,
pués eres tú,
en fin,
éres mujer.
 
 
E. Rivadeneyra

Publicado 20 agosto, 2007 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: