SINRAZÓN   Leave a comment

 
No dormí bien, caí inmerso como una llaga
desde la despedida de ayer,
y yo… ¡estúpido!
aún justifico mi proceder,
pero mira que hay veces
que nos envuelve la sensibilidad,
¡vaya calamidad!
 
cuánta sin razón, rompiéndonos en dos.
 
 
E. Rivadeneyra 

Publicado 20 agosto, 2007 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poemas viejitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: