TOCANDO PUERTAS   2 comments

 

¿Tocaste a mi puerta,
o solo te oí venir?,
tal vez escribí tu nombre sin
saber que decir,
letras con manchones,
el mural a tu silueta,
el mirar de tu verano,
o la turquesa de tu amor.
 
El verbo de tu nombre encarnó
en flores azucenas,
es la sed de tu presencia que
comulga entre mis versos,
y en tus ojos de añoranzas
una canción, un tiempo,
una almohada para naufragar.

 E. Rivadeneyra

Publicado 18 agosto, 2008 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

2 Respuestas a “TOCANDO PUERTAS

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. ¿Qué te parece esto, Eugenio?
     

    Es inevitable
    amarte,
    hierbabuena
    desatada,
    aunque un día
    me fuera
    entre la gente.
    La noche
    susurra
    por la espalda
    tus secretos
     
    ¿Sabes de dónde vino?
     
    Todo de la entrada última de este espacio que aquí te copio y es necesario que vayas:
     
    http://evadelasnubes.spaces.live.com
     
    El poema ES
     
    Ahí le respondí. Y como tenía la palabra hierbabuena, no pude quedarme callado

  2. bueno, ahora sé como llegaste a mi espacio,
    como no quiero pecar de falsa modestia, no diré como me siento.
    Gracias por tocar mi puerta, y pasa sin llamar siempre que quieras.
    Tambien he encontrado pequeños tesoros en tu casa,
    un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: