SIEMPRE ME PREGUNTO   Leave a comment

 
Siempre me pregunto por estos años de silencios,
de voces ocultas tras el confort y la sofisticación,
de ojos que se cubren con el destello de nuevos objetos,
nublando la conciencia de un mundo de realidades,
drama de la vida, a un dígito de mi mente encubridora.
 
Que has de pensar en tu diario prematuro,
cuando vives agónico mendigando la sustancia imaginaria,
cuando tu vientre ya no distingue los nutrientes,
o en tu cráneo se deforman las ideas, como los deseos,
cuando en tus labios ya no surgen los gemidos,
ni el anhelo del mañana.
 
Se siembra día con día una esperanza en el
corazón de los afligidos,
una mañana se ejerce nuevamente el derecho por la vida,
y al día siguiente se exige piedad por una muerte digna;
la cosecha siempre es insuficiente, la caridad una utopía,
los latidos del otro mundo son, de un silencio de moribundos.
 
 
E. Rivadeneyra

Publicado 23 junio, 2009 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: