Y SIN EMBARGO   Leave a comment

 
Retumba en su vientre el último latido,
se esconde en sus pliegues el último gemido,
nada es nuevo y nada es genuino,
y sin embargo, todo se renueva dentro,
todo es escaramuza, aromas, calor y viento;
y sin embargo, la piel se tiñe de amores donde
se describen cielos rotundos y mareas nuevas;
y sin embargo, se reviste de rocío y cariños,
cardume de mis besos esparcidos por su cuello.
 
E. Rivadeneyra

Publicado 21 agosto, 2009 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: