LABERINTO   Leave a comment

Tonos desiertos,
envuelven mi mente
de reproches sinsabores,
ansiedad que no respeta
la sinrazón de éste amor perdido,
besos que se pierden en el laberinto
de la incomprensión,
cuando la duda me acongoja
y nos conduce irremediable
a un destino sin final en común.

Confusión de sentimientos,
perenes actitudes destruyendo
a su paso lo vivido,
pesares y sufrimientos superados,
ignorándonos, en la mutualidad de
un beso dividido, callado,
abonando prudencia inútilmente,
ante el pedestal carcomido de
un beso ávido de ardor.

Cuerpos apilados en la morgue del desamor,
desnudez que ni expira ni se esfuma,
y sin embargo, aún retozan nuestras mentes,
divagando entre los sueños forjados con amor,
aura inviolable de éste sentimiento,
que ni se apaga, ni presenta más batalla.

E. Rivadeneyra

Publicado 17 noviembre, 2009 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: