CAMINAS DE MAÑANA   1 comment

GnadeMichael-Mujerdeespaldas-.jpg image by daniladiav

Caminas de mañana en prematuro silencio,
tu gesto ya no expresa el verdor de la niñez,
y tus labios se han empeñado en el hábito de callar,
la luna se esconde en recovecos, cuya luz
se asemeja a esferas de espejos dentro de ti.

Nunca más volverás el tiempo atrás,
nunca estarás en el espacio amoroso de aquél rincón,
ni mirarás perpleja el estandarte milagroso
de aquél que cuestionó tu honor.

Se elevarán sobre de ti, una parvada de hojas secas,
incrustando burbujas metafóricas al roce cálido
de su viento cargado de recuerdos,
melancolía que asume tenebrosa el caudal de las penurias.

Y te abrigas sigilosa en el tiempo y el espacio,
imaginando contubernios existenciales y
apetitos que ni deshojan penas, ni calcinan estrategias,
caminando así, en un mundo maravilloso como desecho,
a hechura de amantes temerosos como amenazantes.

El camino se pierde con la luz fresca amanecida,
el aire emerge penetrante y prepotente,
se jactan entonces de los sueños perdidos,
aquellos que olvidados, se asieron a
una membrana disoluta y rebelde,
en el hemisferio izquierdo de tu corazón.

E. Rivadeneyra

Publicado 17 marzo, 2010 por Eugenio Rivadeneyra Pasquel en Poesía

Una respuesta a “CAMINAS DE MAÑANA

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Qué bueno es leerte de nuevo. Te dejo un beso bien grande. Iliana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: